Coatí: características, comportamiento y hábitat de este peligroso animal

Coatí: características, comportamiento y hábitat de este peligroso animal

En América, existen una gran variedad de animales exóticos que sin duda nos dejan impresionado no solo por su belleza, sino también por sus increíbles habilidades.

Y uno de ellos es, sin duda, es el Coatí.

Algunos de los animales más icónicos de América son aquellos de la familia de los prociónidos, una familia de animales generalmente de tamaño pequeño.

Además, son seres muy escurridizos, con un temperamento fuerte y bastante habilidosos para escalar.

En esta familia encontramos a este curioso, raro, pero a la vez precioso e interesante animal: el “Nasua”, conocido en el mundo entero con el nombre de Coatí.

Hoy te quiero hablar sobre un animal raro, a la vez que precioso, al que también se le conoce en algunas partes del mundo como Cusumbos, Cusumbosolos, Cuchuchos, Guaches, Gatos solos, Mípalos, Pizotes o Misha.

El Coatí es uno de los tantos animales que ha sido afectado por las actividades del ser humano y que, por lo tanto, ha tenido que sufrir de un descenso peligroso de su población.

Hay que destacar que existen dos tipos de nasua, aunque a ambos se les conoce como Coatí:

  • Coatí de nariz blanca.
  • Coatí de cola anillada.

Y tienen escasas diferencias entre ambos, por lo que, si no los conoces, es posible que los puedas confundir.

A continuación, aprenderás todo lo que necesitas saber para volverte un experto en esta especie, desde sus características físicas como sus hábitos y como suele comportarse.

Debido a que, en sí, ambos son similares, te explicaré sobre ambos tipos de coatí o nasuas y como puedes diferenciarlos con facilidad.

Descripción física del coatí

Estos pequeños animales son bastante adorables y fáciles de identificar, aunque tienen cierta similitud con los mapaches, tienen ciertas características físicas que los hacen muy fáciles de distinguir.

Cabe destacar que las dos especies de coatí son el nasua naricus o coatí de cara blanca y el nasua nasua o coatí de cola anillada.

Descripción física del coatí

A continuación, te explicaré algunas de las características comunes que poseen estas especies y que te ayudarán a diferenciarlos si alguna vez te topas con ellos.

La fisionomía de un nasua se caracteriza por:

» Su longitud puede variar entre los 40 y 140 centímetros

Tienen un promedio de 80 centímetros sin la cola para los adultos.

La hembra presenta una clara diferencia con el macho, siendo que esta por lo general mide y pesa la mitad, teniendo en promedio una longitud que ronda los 40 o 60 centímetros.

Los coatí de cara blanca suelen ser los más pequeños, con un promedio de unos 70 centímetros de longitud sin contar la cola.

» Altura hasta la cruz no mayor a los 30 centímetros,

Esta característica hace que debamos considerar al coatí como un animal bastante pequeño.

» Es de peso ligero

Suele rondar entre los 3 y los 8 kilogramos.

Los más livianos son los nasua de cara blanca, mientras que los de cola anillada suelen alcanzar los 8 kilogramos.

» Posee una cola alargada y peluda

Ésta es casi tan de larga que su cuerpo, y un factor importante para su movimiento, ya que esta les permite mantener el equilibrio necesario para moverse entre los árboles.

» Su hocico es alargado

Además, esta parte del cuerpo del coatí termina en forma puntiaguda, este animal se caracteriza por tener un agudo sentido del olfato.

» Suelen ser de un color entre grisáceo y marrón

En ocasiones, también castaños. En el caso de aquellos que habitan en Sudamérica, es común encontrar pelajes castaño claro o rojizos, inclusive algunos un tanto anaranjados.

Existen otras variantes de colores del pelaje, aunque no son tan comunes, ejemplo de ello es el color negro.

» Anillos característicos del coatí

En el caso de los coatí de cola anillada, en su cola se pueden apreciar anillos que se diferencian del resto del pelaje.

Su color puede ser o más claro o más oscuros, hasta el punto en el que llegan a tener anillos de colores blancos o negros en algunos casos.

Cuando se trata de los de cara blanca, por lo general no se suele observar este patrón.

» Sus garras son inconfundibles

Son una de sus principales características, y es que éstas no solo son filosas y bastante resistentes, sino que además se combinan con sus muñecas de doble articulación.

Éstas les permiten escalar a los coatí tranquilamente por paredes verticales; siendo un animal con una impresionante habilidad para escalar.

» Tiene ojos grandes

En algunos casos, se puede distinguir una especie de máscara en su rostro.

Aunque esto es más común en los coatí de hocico blanco, una de las dos especies de nasua que existen.

Hábitat del coatí o nasua

Dependiendo de la especie de coatí, estos se pueden encontrar esparcidos en diversas áreas de América.

En el caso del coatí de cara blanca, es posible encontrarlo desde el sur de Estados Unidos, en el estado de Arizona, hasta Colombia, específicamente la región fronteriza con Panamá.

De hecho, en Colombia, es solo posible encontrarlos en las regiones más noroeste del país, ya que, en el resto de este, se encuentra su otra variante, el “nasua nasua”.

Por otra parte, los coatí de cola anillada se encuentran casi de forma exclusiva en América del Sur, recorriendo desde los bosques colombianos hasta la provincia de Córdoba en Argentina.

Hay que destacar, que unos de los lugares en dónde es posible ver con facilidad a esta especie es en el Parque Nacional Iguazú, localizado entre la provincia de Misiones en Argentina y el estado de Paraná en Brasil.

Éste es un sitio turístico ideal, si quieres observar a este animal en su hábitat más natural.

Hay que aclarar que el sitio de preferencia del coatí corresponde a los bosques con abundantes árboles, tanto bosques cálidos como húmedos.

Un punto curioso es que existe una excepción a esta regla, y esta aplica para algunas regiones de Arizona y Nuevo México en Estados Unidos.

Aquí es donde habitan los coatí de cara blanca, ya que algunas de estas regiones no aplican como bosques cálidos o húmedos.

Comportamiento y peculiaridades

Lo primero que hay que decir respecto a su comportamiento es que, similar a como sucede con su fisionomía, tanto los coatíes de cola anillada como los de cara blanca presentan ciertas diferencias.

Claro está, que estas diferencias no son muy marcadas y en general suelen actuar y tener hábitos muy similares.

Aún así, a medida que te voy explicando más sobre ellos, haré algunas aclaratorias en caso de que sea necesario.

» Comportamiento

Los coatí son animales diurnos, es decir, sus actividades transcurren durante el día, mientras que en la noche descansan.

Durante el día, estos animales rondan en busca de alimento y refugio, para poder escapar de sus depredadores.

Entre los cuales se pueden destacar las boas, felinos grandes como el jaguar y las aves de presa.

Sus patas están perfectamente diseñadas para andar tanto en el suelo como para escalar.

Gracias a sus muñecas de doble articulación, son capaces de andar velozmente en el suelo, apoyando las plantas de sus patas.

Y cuando deben escalar, sus garras y sus muñecas desarrolladas para la tarea les permiten hacerlo con tal habilidad que son capaces de descender los troncos de los árboles con el hocico hacia el suelo.

Debido a su excelente habilidad para escalar, su estilo de vida se caracteriza por ser arbóreo.

Es decir, comúnmente se les ve trepando y habitando los árboles.

Esto no significa que se quedan todo el tiempo sobre las ramas y copas, y es que durante sus actividades es común verlos en el suelo en busca de alimento.

Aún así, muchas de sus otras actividades se realizan sobre los árboles, inclusive la reproducción.

Hay una peculiaridad respecto a su estilo de vida y es que por las hembras y los machos jóvenes suelen vivir en grupos de entre 5 a 20 o incluso 30.

Sin embargo, esto no es permanente en los machos de la especie, y es que cuando estos alcanzan la edad adulta, cambian la vida en manada por una vida más solitaria, en la únicamente regresan a los grupos para reproducirse.

En los grupos, generalmente se encuentran unos pocos vigías, los cuales se encargan de mantener a todos al tanto de los depredadores.

En caso de que haya alguno cerca, envían una señal de alarma especial y todos los miembros del grupo proceden a subir a los árboles en busca de refugio y para determinar cuál es el peligro.

Al poco tiempo después, y dependiendo de la situación, regresan al suelo o buscan un nuevo refugio más cercano.

» Peculiaridades

En sus grupos, no solo se encuentran vigías que se mantienen alerta ante los depredadores, sino que además existen “niñeras” que se encargan de cuidar a los más pequeños.

Todo ello mientras que el resto del grupo se encarga de buscar alimento; de esta forma disminuyen el riesgo de muerte que suelen tener los recién nacidos.

Les encanta asearse mutuamente, a tal punto que cuando no están buscando alimento, resguardándose o descansando, estos animales pasan su tiempo limpiándose unos a otros con ayuda de sus dientes y garras.

Otra peculiaridad que tienen los coatí es que no temen a los humanos, al contrario, se adaptan fácilmente a las personas.

Y frecuentemente se les ve acercándose a estas ya sea por curiosidad o por alimento.

Son bastante oportunistas, por lo que, si ven que tienes algún tipo de comida, es probable que busquen la oportunidad de acercarse a pedirte o incluso quitártela al mínimo descuido.

Se consideran animales bastante inteligentes y muy fáciles de domar.

Les gusta pelear, o más específicamente, les encanta jugar a pelear, por lo que es común, sobre todo en los coatíes más jóvenes, verlos pelearse unos con otros en los nidos.

Ya sea por alimento o por simple entretenimiento, o también como práctica por si en algún momento necesitan utilizar sus garras para defenderse.

Qué come el coatí

El coatí es un animal omnívoro por naturaleza, por lo que gran parte de su alimentación depende principalmente de frutas que encuentran en el bosque.

También se alimenta de animales muertos, algunos animales pequeños tanto vertebrados, como invertebrados e incluso se alimentan de serpientes.

Otro alimento común en la dieta del nasua son los huevos; los cuales por lo general roban de nidos de animales que se han descuidado.

Son bastante astutos, y saben en qué momento pueden aprovechar las oportunidades.

Además de ello, estos animales se caracterizan por comer básicamente cualquier cosa, y, de hecho, en ciertos lugares en donde su hábitat se encuentra cerca de áreas pobladas, se dan casos en los que estos animales se aventuran a las casas de las personas.

Todo ello, en busca de cualquier tipo de alimento que puedan conseguir.

El "Nasua", conocido en el mundo entero con el nombre de Coatí

En estos casos, ocurre una extraña situación, y es que estos animales que comúnmente son diurnos comienzan a adoptar hábitos nocturnos para poder acercarse de forma segura a las casas de las personas.

Gracias a su increíble olfato, del cual dependen ampliamente para conseguir su alimento, no tienen problema para moverse en la oscuridad.

En estos casos, la escasa luz no es ningún impedimento.

Para encontrar su alimento, no solo dependen de su potente olfato, sino que además aprovechan al máximo sus habilidades para trepar.

Sus fuertes garras, usándolas para excavar en cualquier rincón en dónde puedan encontrar potenciales alimentos, incluida la dura madera de los troncos muertos.

Ah, y por si te lo preguntabas, los coatíes no están en la mentalidad de ahorrar, por lo que suelen comer todo lo que encuentran al momento y no dejar para después, con la excepción de la comida que deben llevar a sus crías.

Reproducción

La reproducción del coatí ocurre generalmente durante los meses de enero a marzo.

Durante esta época, los nasua que han alcanzado la edad adulta, a los 2 años, suelen buscar a las hembras en celo para aparearse.

Para reproducirse, los coatíes adultos, quienes ya por lo general se encuentran rondando en solitario, comienzan a combatir por el derecho a integrarse a un grupo de hembras.

El vencedor logra acercarse al grupo y comienza un proceso de cortejo para finalmente aparearse.

La gestación del coatí dura de unos 65 a 70 días, y luego de las 8 semanas, las hembras preñadas comienzan a hacer algo bastante extraño entre mamíferos.

Y es que suben a las ramas de los árboles y comienzan a construir un nido en el cual dar a luz; algo que generalmente se ve solo en aves.

Al nacer, el coatí se alimenta únicamente de la leche materna, al menos mientras abre los ojos y aprende a trasladarse con seguridad a través de las ramas de los árboles.

Este proceso de aprendizaje dura entre uno y dos meses, y una vez transcurrido este tiempo, la madre guía a sus crías y se reintegra con el resto del grupo.

Un dato curioso sobre la reproducción del coatí, es que en ocasiones se aparean sobre las ramas de los árboles.

Por lo general, el apareamiento suele suceder en el suelo, sin embargo, estos animales se han adaptado tanto a la vida en los árboles, que no es ningún problema aparearse en las ramas.

¿Está el Coatí en peligro de extinción?

Este pequeño y lindo animal, lamentablemente ha sido declarado animal en riesgo de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Y ello principalmente a causa de la actividad humana.

Ya antes te comentaba como son animales que, por curiosidad o por alimento, suelen acercarse a los seres humanos y se adaptan con facilidad a la presencia de estos ¿Te acuerdas?

Bueno, gracias a esta peculiar característica, son presa fácil para la caza ilegal.

Además de ello, la actividad humana ha causado la destrucción y disminución del hábitat en el que vive el coatí.

Sin embargo, gracias a su excelente capacidad de adaptación, el impacto no ha sido tan grave como sucede con otras especies declaradas en peligro de extinción.

Hasta el momento el nivel de riesgo que se le da a ambas especies de coatí es el de LC, que corresponde al riesgo leve de extinción, ya que aún se encuentra ampliamente distribuido en América.

Pese a tener un nivel leve de riesgo de extinción, existen algunos lugares en donde oficialmente se ha dado la orden para proteger al coatí y a su hábitat.

Tal es el caso de Uruguay, Honduras y el estado de Nuevo México en Estados Unidos.

De esta forma se busca disminuir el impacto que el humano tiene sobre el coatí y prevenir que siga disminuyendo su población, tanto la del coatí de cara blanca como el de cola anillada.

¿Conocías algunas de las curiosidades del Coatí?

¿Qué otras características destacarías de este bello animal?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *