Armadillos, animales con armadura que datan de hace millones de años

¿Qué sabes del armadillo? ¿Te gustaría tenerlo como mascota?

En el mundo animal, existen un montón de criaturas con habilidades peculiares, las cuales las han ido desarrollando durante cientos y cientos de años para poder sobrevivir ante las dificultades de la vida.

Es justamente por esto, que nos es posible toparnos con algunos de ellos capaces de correr a grandes velocidades y de moverse sin ayuda de la vista y utilizando el sonido.

El Armadillo: un animal ancestral que podría contagiarte la Lepra

Inclusive, es posible encontrarnos con animales con una fisionomía tan extraña, que simplemente parecen haber nacido con una armadura puesta.

En la actualidad, existe una familia que se caracteriza, entre otras cosas, por su fisionomía, y es que todos los miembros han desarrollado una especie de coraza que los ayuda a protegerse de sus depredadores, como si de una armadura se tratase.

Estos son nada más y nada menos que los llamados armadillos: animales con armadura que encontramos cientos de años atrás en el denominado “Nuevo Mundo”.

“Armadillos”, es el nombre con el que se conoce generalmente a los miembros de la familia de los«dasypodidaes», un grupo de mamíferos caracterizados por tener una especie de coraza o caparazón en su espalda.

Dicha coraza, está formada por una serie de placas yuxtapuestas, generalmente de forma transversal, que sirven como protección y que pese a su apariencia de dureza, son bastante flexibles.

Un dato curioso es que según los fósiles que se han hallado y estudiado, estos armadillos son uno de los animales más antiguos del mundo, datando del Paleoceno.

Por supuesto, a lo largo del tiempo han ido evolucionado.

Sin embargo, esta familia en particular, data de hace millones de años en el pasado.

Se trata de uno de los seres vivos más antiguos, algo similar a lo que sucede con algunas familias de cocodrilos, que, aunque hayan cambiado y evolucionado con el paso del tiempo, no han sido cambios relativamente significativos.

Dentro de la rama de los armadillos, existen muchos géneros, de hecho, se puede decir que es una familia con una increíble variedad, concentrada en una región relativamente pequeña.

Pese a tener esta gran variedad, solemos asociar en la gran mayoría de los casos a los armadillos con un género en particular, el dasypus: una especie de armadillo que es el más conocido y a su vez el que más variaciones o subgéneros presenta y del cual hablaremos el día de hoy.

Descripción Física

Como te hemos comentado, los armadillos son una familia biológica, que presenta una gran variedad de géneros y subgéneros, siendo los más conocidos los miembros del género dasypus.

Si bien, estos animales cuentan con una serie de características comunes entre ellos.

Pero no todos son iguales, y se pueden diferenciar por pequeñas características, aunque también existen ciertos casos en los que las diferencias son mucho más marcadas entre los miembros de esta familia.

Debido a esta razón, nos enfocaremos en la fisionomía general que presenta el género dasypus, los armadillos más conocidos en todo el mundo:

Armadura dorsal del armadillo gigante

» Poseen una armadura dorsal

Estos animales poseen una armadura formada por una serie de capas óseas que se sobreponen unas a otras.

Estas placas están sobrepuestas de tal forma que les permiten cierta flexibilidad a los armadillos y a ciertas especies, les es incluso posible tomar forma de esfera para una mayor protección.

» Tienen un color grisáceo o marrón tierra

Suelen ser de un color gris claro y, en algunas especies puede incluso llegar a ser de un color amarillo pálido.

» Algunos llevan una protección en la cabeza y en la cola

Otra característica notable, es que algunos miembros de esta familia no solo cuentan con una armadura dorsal, sino que esta protección además se extiende a la cabeza y a la cola.

Tal es el caso del armadillo de 9 anillos, la especie más conocida y la que más se ha extendido en América.

»Varían en tamaño según la especie

El tamaño de estos animalillos puede variar dependiendo de la especie:

Los más pequeños son «los pichiciegos menores» que miden un promedio de 13 a 15 centímetros. Y los más grandes serían «los armadillos gigantes», quienes llegan a medir entre 75 centímetros y 1 metro.

El tamaño promedio de su familia suele ser de 38 a 58 centímetros, como es el caso de «los armadillos de 9 anillos».

» Se caracterizan por su larga cola

La mayoría de estos animales tienen una cola larga, sobre todo cuando se trata de los Dasypus. De cierta forma, se parecen mucho a los pangolines que habitan en África y en Asia.

La forma y longitud de su hocico varían, pero en general, suelen tener un hocico delgado y un poco largo.

» Sus orejas son largas y delgadas

Otro aspecto que presenta la gran mayoría de los armadillos es sus largas y delgadas orejas; con algunas excepciones como en el caso del pichiciego, el cual pareciese que carece de orejas.

» Poseen garras afiladas

Sus garras son afiladas y algo largas, diseñadas para excavar. Con ellas pueden abrir los agujeros que utilizan como madriguera.

En algunos ejemplares, tienen una garra que se extiende más que las demás, como es el caso del armadillo gigante. Esta es otra característica que comparten con los pangolines.

Pero en algunas especies como el pichiciego, sus garras son más similares a las de los topos.

»Sus ojos son pequeños

Tienen unos ojos muy pequeños, que vienen acompañado con una muy mala vista, por lo que suelen usar sus otros sentidos, como el olfato y el oído, para ubicar su alimento.

»Sus dientes no dejan de crecer

Un dato curioso respecto a los armadillos es que sus dientes no dejan de crecer.

Estos dientes son simples, con formas cilíndricas y uniformes, poco aptas para el consumo de carne.

Debido a esta peculiar característica, es un poco complicado registrar la edad de estos animales a través de sus dientes, los cuales por cierto, llegan a sumar 25 dientes en cada mandíbula.

Hábitat

Lo primero que tienes que saber respecto al hábitat de estos animales es que nada más los puedes encontrar en América, y particularmente gran parte de las especies se hayan en Suramérica.

Otros también se encuentran en Centroamérica, siendo sólo unos pocos los que viven en esta región.

Existen algunas excepciones, como es el caso de los armadillos de 9 anillos, los cuales los puedes conseguir fuera de América del Sur, e incluso en algunas regiones del sur de Estados Unidos.

El hábitat de estos animales varía según el tipo de armadillo. La mayoría viven en bosques tropicales o en climas un poco más áridos como es el caso del pichiciego.

Una característica común, es que éstos buscan suelos firmes en los cuales excavar y construir sus madrigueras.

Estas por lo general, no suelen ser muy amplias y tienen el tamaño justo para acomodarse dentro.

En algunos casos, también muestran cierta preferencia hacia suelos húmedos, como el caso del armadillo de 9 anillos, el cual suele excavar en tierras cercanas a riachuelos o arroyos.

Algunos de estos animales se han adaptado muy bien a distintos tipos de hábitats, siendo uno de ellos el armadillo de 9 anillos, el cual se ha expandido desde Suramérica hasta Norteamérica.

En algunas regiones de América del Sur, como es el caso de Paraguay, puedes ver una gran variedad de especies de armadillos, llegando a encontrar hasta 11 tipos diferentes.

Por lo que no es raro descubrir en un mismo hábitat a 2 de estas especies.

¿Qué come el armadillo o Pangolín?

Estos animales son en su gran mayoría insectívoros y no se caracterizan por comer mucho, ya que tienen un lento metabolismo, además de no contar con grandes reservas de grasas.

Dentro de su dieta se suelen encontrar escarabajos, termitas y principalmente hormigas.

Son excepcionales al momento de cazar hormigas, siendo estas una de las principales fuentes de alimento de este animal.

Pese a que son principalmente insectívoros, estos animales también tienen características omnívoras y necrófagas.

Algunos tipos de armadillos, sobre todo los más grandes, pueden llegar a alimentarse de pequeños reptiles, de huevos de otros animales, y en algunos casos de carroña.

A su dieta también se le puede incluir algunas frutas y hierbas.

Comportamiento y peculiaridades

Hay mucho que se puede decir de estos pequeños mamíferos. Comenzando desde sus métodos de protección ante los depredadores hasta el estilo de vida que llevan.

En su gran mayoría, los miembros de esta familia son similares unos a otros, sin embargo, en otros aspectos difieren en su comportamiento.

Por ello, en esta sección trataremos de explicarte lo mejor posible cuál es el comportamiento de los armadillos, así como también algunas peculiaridades de esta gran especie de mamíferos placentarios.

» Tienen varios métodos de autodefensa

Lo primero que nos gustaría hablar sobre estos animales es su método de protección. Cuando pensamos en estos animales, seguramente lo primero que llega a nuestra mente es que éstos, se enrollan en forma de bolita para protegerse.

Esto en parte viene por los dibujos animados, en dónde es común ver que los armadillos se defienden enrollándose. De hecho, en casi todas las animaciones o menciones que se hacen del mismo, suelen aparecer con este comportamiento defensivo.

Si bien es cierto, que existen algunos tipos que son capaces de hacerlo, la realidad es que solo 2 especies lo son, por lo que el pensamiento general al respecto no está del todo acertado.

Las dos especies que son capaces de enrollarse son «el armadillo de tres bandas suramericano» y «el armadillo de tres bandas brasilero»; el resto no puede lograr esta hazaña.

Entonces, dejando de lado a estos dos.

» ¿Cómo se protegen los armadillos de sus depredadores?

Bueno, lo primero que tienes que saber es que, aunque no puedan enrollarse, su armadura sigue siendo resistente y cubre gran parte de su cuerpo, lo que le da una buena defensa ante algunos depredadores.

Además de ello, este animal puede llegar a ser bastante ágil, y al momento de enfrentar a un depredador, lo más probable es que opte por escapar de este.

En algunos casos, es probable que busque refugiarse dentro de sus madrigueras o incluso dentro de matorrales espinosos, ya que de esta forma los depredadores no los pueden seguir, mientras que las espinas casi no tienen efecto en ellos, gracias a la protección de su coraza.

» Estilo de vida

Otro dato importante sobre el estilo de vida de estos animales es que son nocturnos. Es decir, son animales que se mueven mayormente durante la noche.

De hecho, suelen dormir bastante, aproximadamente entre unas 14 o 16 horas para algunas especies.

Aun así, es muy posible que te topes con alguno de estos animales durante el día, ya que tienen cierta costumbre de andar por sendas algo concurridas.

Algo bastante chistoso que ocurre con estos animales, es que se asustan con facilidad. Hay algunos de ellos con la peculiar reacción de saltar cuando se asustan, lo que suele ser bastante cómico.

En combinación con su mala vista, se han registrado bastante casos en los que estos animales se tropiezan con personas que están quietas y al hacerlo saltan y corren asustados.

Esto suele suceder sobre todo durante la noche, cuando su visión se ve aún más reducida.

Hay que resaltar también que son muy poco sociables.

Los armadillos adultos no suelen compartir sus madrigueras con ningún otro adulto, es por ello por lo que no se suelen ver en grupos ni en parejas.

Son animales que al llegar a la adultez se vuelven independientes. Casi siempre que se reúnen es debido al apareamiento, pero lo más común es verlos solos, tanto en sus madrigueras como paseando fuera de éstas.

» Alimentación

En cuanto a su alimentación, los armadillos recurren a excavar hormigueros o termiteros para alimentarse.

Poseen largas y pegajosas lenguas que son especialmente útiles para alimentarse de hormigueros. Además de ello, también suelen excavar en busca de otro tipo de insectos o hierbas comestibles.

Algunas especies son carroñeras, y se han reportado casos de estos animales habitando en algunos cementerios.

Claro, hay que tener en cuenta que esto no es algo común, y solo se ha visto en pocas ocasiones; aun así, no es raro ver que los armadillos se alimenten de animales muertos.

En estos casos, suelen utilizar su sentido del olfato para identificar posibles fuentes de alimento.

» Reproducción

En cuanto a la reproducción, suelen alcanzar la madurez sexual al año de nacer y suelen reproducirse durante los meses de julio y agosto.

Aunque no suele ocurrir de inmediato la fecundación, lo cual es un tanto diferente a lo que ocurre con la mayoría de los mamíferos.

En el caso de estos animales, la fecundación puede llegar a ocurrir hasta un mes después de la copulación.

En cuanto al periodo de gestación, este suele ser de unos 120 días aproximadamente, aunque puede variar según la especie de armadillo.

Un dato bastante peculiar sobre la reproducción del armadillo es que suelen tener 4 crías, y las 4 nacen del mismo huevo, lo cual produce que sean idénticos genéticamente y con el mismo sexo.

Las diferenciaciones individuales suelen surgir durante los primeros meses de crecimiento.

Aunque la gran mayoría de miembros de la especie tienen hasta 4 crías por camadas, existe una excepción, y esta es que es el armadillo de 9 bandas puede llegar a tener hasta 12 crías por camadas.

Esta es la principal razón del por qué esta especie de armadillo está tan esparcida por el continente, y es que, a diferencia de los otros armadillos, el de 9 bandas tiene una descendencia numerosa.

Futuro: ¿están los armadillos en peligro de extinción?

Algo lamentable respecto a estos animales es que durante años han sido buscados por su carne.

Y es que pese a tener un duro caparazón, en algunos países son famosos por su carne, y, por lo tanto, son cazados por ello.

En algunas especies la situación a llegado a tal punto, en que se encuentran en riesgo de extinción debido a factores como la caza indiscriminada y la destrucción de su hábitat.

Por suerte, se han establecido leyes en las que o bien se controla la crianza y caza de estos animales o se prohíbe completamente.

De esta forma se busca proteger las distintas poblaciones de armadillos que habitan América, sobre todo en Suramérica, en donde el consumo de su carne está muy normalizado, sobre todo en las regiones más rurales.

¿Me pueden contagiar la lepra los armadillos?

Son conocidos por transmitir la enfermedad de la lepra, razón por la cual muchas personas le huyen también, ya que son un factor de contagio de esta enfermedad.

Para algunas personas, sin embargo, este hecho es resultado del “karma”, ya que la principal razón por la que estos animales transmiten la enfermedad es que ésta, se le ha ido traspasando poco a poco por el ser humano.

Somos los principales causantes de que estos animales hayan contraído lepra, no solo por haber traído la enfermedad durante las primeras llegadas de colonizadores a América, sino porque en años recientes, se han utilizado a estos animales como medios para estudiar esta enfermedad en busca de una cura.

Ésta, es a su vez una de las razones por las que no se recomienda el contacto directo y sin precauciones con estos animales, ni mucho menos su consumo, sobre todo si se trata del consumo de animales encontrados en estado salvaje.

Lamentablemente, y pese a las advertencias y medidas tomadas por los diferentes gobiernos, aún existen grupos dedicados a la caza de estos animales, incluso cuando se trata de especies protegidas.

Esta es una situación que poco a poco está llevando a estos animales a la extinción, sobre todo a ciertas especies de armadillos en particular, que cuentan con una baja tasa de reproducción y un hábitat más pequeño.

Esperemos que con el paso del tiempo, se puedan llegar a evitar la extinción de estos pequeños mamíferos que llevan tanto tiempo existiendo en la Tierra.

Imágenes (closeup) By Shutterstock.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *