A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Animales Raros, maravillas de la naturaleza que poco a poco están desapareciendo

 

Durante millones de años, nuestro planeta ha ido evolucionando y con él, la vida que lo habita. Han existido criaturas simplemente fascinantes, desde terroríficos reptiles que hoy en día avivan la imaginación de muchos, hasta gigantes y lanudos mamuts que caminaron junto a nuestros ancestros.

Si bien está claro que hoy en día no existen muchas de estas criaturas con las que solamente podemos soñar, aún es posible encontrar maravillosas especies con formas y habilidades impresionantes.

Y es que, en la Tierra, actualmente tenemos una gran variedad de animales raros que brillan por si solos, y que nos demuestran que la vida de nuestro planeta puede llegar a ser maravillosa en muchas maneras.

No te queremos engañar, hoy en día muchos de los animales más raros del mundo se encuentran en una grave situación de peligro, casi al borde de la extinción en el peor de los casos, así como les ha pasado a muchas otras especies.

En algunos casos se puede atribuir el problema a situaciones naturales, sin embargo, en la gran mayoría de los casos la raíz del problema viene por mano de los seres humanos.

Para cambiar la situación, para evitar que las cosas se salgan de control, es necesario el trabajo conjunto de todos nosotros. Pero ¿por dónde empezar?

Un buen primer paso es quizás aprender más sobre aquellos seres vivos que comparten este planeta con nosotros, y ese es justamente nuestro objetivo, mostrarte lo bello del mundo de los animales, no solo mostrarte los animales raros bonitos, sino todos los animales, que vaya que son muchos, algunos extraños, otros terroríficos, otros más con habilidades especiales sacadas de fantasía.

Qué son los animales

Comencemos por lo fundamental, ¿qué son los animales? Esta es la pregunta por la que tenemos que comenzar.

En la biología se consideran 6 grandes reinos, estos reinos buscan englobar todos los seres vivos que existen en nuestro planeta; desde los más pequeños como las bacterias hasta los más grandes como los animales.

Si lo vemos de forma muy simple, podemos decir que animales son todos aquellos seres vivos que forman parte del reino Animalia.

Pero ¿qué característica comparten los miembros de este reino? ¿qué es lo que nos permite decidir con certeza que un ser vivo es en efecto un animal?

Bueno, se pueden considerar ciertas características como parte fundamental de los animales.

Estas son:

  • Sus células son eucariotas, es decir, las células que conforman a estos seres vivos poseen un núcleo definido.
  • A su vez, son pluricelulares, cada miembro del reino Animalia posee múltiples células que lo conforman.
  • Poseen tejidos, esta es una característica que se puede apreciar a simple vista, y es que los seres vivos de este reino poseen tejido, con algunas excepciones como las esponjas de mar. Este tejido se puede encontrar tanto en nuestros órganos como en la piel o los músculos que nos conforman.
  • Son heterótrofos, es decir, no son capaces de sintetizar su propio alimento como lo hacen las plantas, sino que requieren de fuentes externas. Es una característica importante, y de hecho más adelante verás que los animales se pueden clasificar según el origen de esta fuente de alimento.
  • Se pueden mover, así es, parece simple, pero justamente una de las características más destacables de los animales es precisamente que tienen una gran movilidad.

Otras características de los animales

También existen otras características que definen a la gran mayoría de estos animales, casi siempre a todos los miembros del reino Animalia. Entre estas características podemos destacar dos específicamente.

La primera de estas características es que los animales requieren oxígeno para sobrevivir.

Y es que los seres vivos pertenecientes al reino animal tienen un metabolismo aerobio, es decir, que necesitan absorber oxígeno para llevar a cabo sus funciones vitales; sin oxígeno, simplemente moriríamos.

Por supuesto, existe una excepción, y es que, de hecho, se han descubierto algunas formas de vida marina, los lociferas, los cuales son un filo de animales marinos que no requieren de oxígeno para sobrevivir.

La segunda de estas características es que, en su mayoría, tienen una reproducción sexual. Similar a como sucede en el primer caso, existen algunas excepciones a esta característica, y es que algunos animales tienen la capacidad de reproducirse de manera asexual, aunque por lo general son aquellos animales en posesión de células diploides.

Ahora, tomando en cuenta todas estas características, podemos definir como animales a muchas especies, comenzando por nosotros mismos los humanos, los cuales también somos animales.

Partiendo de ello tenemos los perros, los gatos, los tigres, los peces, las esponjas de mar, los tiburones, los arácnidos, los milpiés e inclusive los insectos.

Puede que pienses que los insectos no son animales, pero sí, los insectos son justamente una clase de animales, por mucho que estemos acostumbrados a pensar que insectos y animales no tienen mucho que ver el uno con el otro.

Eso sí, hay que admitir que en esta clase encontramos a algunos de los animales más raros del mundo, e incluso algunos de los que más aterrorizan a las personas, como las cucarachas, esos hermosos “bichos” que tanto aterran a las personas son justamente animales.

Un enorme reino lleno de colores, tamaños y formas

Dentro de los animales encontramos una enorme variedad, de hecho, se puede decir que este es uno de los reinos más variados en cuanto a especies.

El caso más claro de ello es la diferencia que hay entre nosotros y los insectos. ¿En qué nos parecemos?

A simple vista es muy difícil creer que somos en algo parecidos a una abeja o a una mariposa, pero si vemos a fondo, todos cumplimos con las características propias del reino Animalia.

Viéndolo de esta manera, puedes hacerte una idea de que los animales pueden venir en todo tipo de colores, tamaños o formas. Vaya, que hay animales de tamaños microscópicos, y otros con formas tan raras que parecen sacadas de un libro de fantasías, por lo que no es de extrañar que existan animales raros bonitos y otros con aspectos poco agradables.

Pero esa es justamente la belleza del reino animal, esa diversidad que asombra y que debemos proteger.

¿Qué significan los animales para las personas?

La vida animal es importante para el planeta, cada ecosistema, cada parte del mundo, mantiene un balance y los animales son parte importante de este.

Es por eso que dicen que incluso los mosquitos, esos insectos que para muchos son una verdadera molestia, no pueden extinguirse, o podría haber una catástrofe en el mundo. Lo mismo sucede con muchos otros animales; su importancia es elevada, aunque nosotros no lo percibamos.

Nuestros compañeros

Ahora, para nosotros los humanos, los animales pueden ser categorizados de una forma u otra, por ejemplo, tenemos aquellos que queremos y amamos y que durante años nos hemos adaptado a tenerlos cerca.

Un claro ejemplo de este grupo es, por ejemplo, los perros y los gatos. ¿Quién no ha tenido o visto a un gato o a un perro ser parte de una familia?

Estos son el ejemplo directo de la relación que existe entre algunos animales y nosotros, desde hace mucho tiempo hemos aprendido a domesticar a estos animales para ayudarnos en nuestras actividades e incluso para simplemente hacernos compañía como un amigo o colega más.

Claro, decir que solo los perros o los gatos tienen una estrecha relación con nosotros que dejar las cosas en un mínimo. Jerbos, aves, peces, reptiles, son muchos los animales que pueden encontrarse formando parte de una familia; incluso hay casos extraños en los que te puedes topar con animales que muchos considerarían peligrosos como lo puede ser una serpiente, un león, un tigre incluso.

Sin entrar en temas legales, hay casos de personas que acogen animales raros dentro de sus casas y los crían como si fueran un gato o un perro.

Podríamos estar horas y horas hablando sobre los diferentes ejemplos que hay en el mundo de personas que acogen animales en sus vidas como a un compañero, como a un amigo o incluso un familiar más, porque son muchos los ejemplos que existen en el mundo, que demuestran que somos capaces de compartir los mismos espacios manteniendo siempre un balance.

Por supuesto, con esto no quiero decir que está bien adentrarse en la selva y acercarse a cualquier animal que se te cruce en frente; debes tener en cuenta que los animales tienen sus propias leyes y, por tanto, es importante siempre tomar las precauciones necesarias y dejar el trabajo a los profesionales y a aquellos que realmente saben cómo manejar estas situaciones.

Los animales son parte importante de nuestra cultura

Un punto importante que queremos mencionar es que los animales forman una parte importante en la cultura de muchos países. Y este punto no solo se limita al hecho de ser compañeros, sino también como una fuerza que incluso nos ayuda en nuestra vida diaria y nuestros trabajos.

El primero ejemplo de esto son los caballos, que durante años fueron el principal medio de transporte de todo el mundo. Claro que esto no acaba aquí, ya que son muchos más los casos en los que los animales han colaborado con nosotros para diferentes trabajos.

Perros policía capaces de detectar bombas, sustancias ilícitas e incluso de atrapar criminales; bóvidos que ayuda a arar la tierra para poder cultivar, animales que nos ayudan a llevar cargas pesadas por terrenos en dónde ningún vehículo podría acceder.

Hay mucho de dónde escoger, y es que los animales desde hace mucho que han formado parte de nuestra cultura, y muchos países en la actualidad siguen demostrando que no solo es posible, sino que en muchos casos necesarios.

La importancia de estos animales es simplemente incalculable, y es tanta como animales existen en el mundo, que, por cierto, la cantidad es enorme, nada más hace falta ver la variedad de clasificaciones que se les da para poder diferenciarlos entre sí; de hecho, ya que estamos en ello, veamos un poco sobre los tipos de animales que existen.

Qué tipos de animales existen según su alimentación

Cuando llega el momento de clasificar a los animales, uno de los primeros métodos es hacerlo según su tipo de alimentación. Cada una de las especies animales se puede alimentar de una fuente o de otra, en algunos casos el tipo de alimento puede variar considerablemente.

En gran escala, existen 3 tipos de animales según su alimentación. Estos son los herbívoros, los carnívoros y los omnívoros, ya te hablaremos de cada uno.

Herbívoros

Comencemos primero por aquellos animales que, en primera instancia, no representan ninguna clase de peligro directo para las personas, estos son los herbívoros.

Seguramente has escuchado hablar de estos animales y es que se caracterizan principalmente por ser animales que se alimentan exclusivamente de plantas.

Hasta este punto, muchos conocen de estos animales, sin embargo, hay algo que probablemente no sabías y es que, en la práctica, no todos los herbívoros se alimentan exclusivamente de plantas.

Un dato bastante curioso, es que algunos herbívoros tienen la tendencia de alimentarse de algunas proteínas animales. Por supuesto, esto no significa que de la noche a la mañana los herbívoros se conviertan en carnívoros, sino que existen algunos herbívoros que tienen la costumbre de alimentarse de huevos, lo cual es proteína animal.

También hay que aclarar que esta es una excepción para algunas especies de herbívoros, no todas.

Dentro de este tipo particular de animales también te puedes encontrar con aquellos casos que se alimentan de frutas o aquellos que se alimentan de hojas.

Aquellos que se alimentan de frutas son conocidos como frugívoros, un ejemplo de estos animales son los tucanes y los murciélagos; mientras que los folívoros que son aquellos que se alimentan de hojas, un ejemplo de estos pueden ser los koalas.

Otro punto que hay que decir respecto a los herbívoros, es que estos se pueden volver a clasificar en 3 tipos. Estos son los rumiantes, los de estómago simple y los de estómago compuesto o poligástricos.

Rumiantes

Dicho de forma simple, los rumiantes son aquellos herbívoros que consumen grandes cantidades de alimento sin masticar para masticarlos más adelante.

Por muy raro que parezca, este tipo de animales son capaces de comer los alimentos y más tarde volver a regresarlos a la boca para poder masticarlos. Entre los rumiantes los más conocidos son las jirafas y las vacas.

De estómago simple

Básicamente son animales que tienen un solo estómago o “bolsa” entre su esófago y su intestino. Entre este grupo encontramos a los conejos y a los caballos.

Poligástricos

Por si creías que las formas y los colores son lo único que los hace extravagantes, existen animales raros o por lo menos con características extrañas que pasan desapercibidos. Y este es el caso de los animales con estómago poligástrico o compuesto.

Dicho de forma simple, son aquellos herbívoros que tienen más de un compartimiento en su estómago, cada uno con diferentes funciones.

Entre los más conocidos está la vaca, razón por la cual es común escuchar que la vaca tiene cuatro estómagos; otro ejemplo es el camello, aunque este animal en vez de 4 compartimientos tiene solamente 3.

Carnívoros

El siguiente grupo son los carnívoros, en dónde encontramos a algunos de los animales más temidos. Los carnívoros son aquellos animales que se alimentan de carne, esta es la explicación más simple de este tipo de animales.

Similar a como sucede con los herbívoros, dentro de estos animales podemos encontrar 2 tipos, los depredadores y los carroñeros.

Depredadores

Hay una razón por la que los carnívoros son temidos, y es justamente por los depredadores. Básicamente son animales que dependen de la caza para conseguir alimento, entre este grupo encontramos a los tigres, lobos, leones y tiburones.

Carroñeros

Los carroñeros por otra parte no son cazadores, al menos no en el sentido total de la palabra. Y es que estos animales se caracterizan por conseguir su alimento de cadáveres, no son animales que suelan cazar su propia comida, sino que aprovechan los residuos dejados por otros depredadores o los restos de animales muertos, por esta razón son también conocidos como necrófagos.

Entre este grupo encontramos por ejemplo a las hienas y a los buitres.

Algo importante que hay que destacar es que se pueden dar casos en los que un depredador pueda ser a su vez un animal carroñero o que por el contrario un carroñero pueda cazar su alimento.

Un buen ejemplo de esto pueden ser los buitres, animales que son carroñeros pero que en caso de ser necesario pueden cazar a su presa; otro ejemplo son los leones, que en caso de que se dé la oportunidad, no dudarán en alimentarse de algún cadáver.

Omnívoros

El último grupo son los omnívoros, son animales que básicamente se alimentan de plantas y animales, son los que tienen una dieta mucho más variada, y justamente es en este grupo en el que nos encontramos nosotros los humanos.

Los animales de este grupo por lo general pueden sobrevivir comiendo cualquier tipo de alimento, sin embargo, su dieta requiere de cierto balance para que su organismo pueda funcionar al 100%, esto es particularmente cierto para los seres humanos, quienes requieren mantener una dieta balanceada para obtener los nutrientes necesarios.

Tipos de animales según su reproducción

La siguiente gran clasificación que se le puede dar a los animales es justamente por su tipo de reproducción.

Para poder preservar las especies, la reproducción juega un papel sumamente importante, y cada especie a evolucionado para poder llevar a cabo esta tarea; algunos de ellos lo hacen a través de huevos, mientras que otros permiten que el bebé crezca dentro del útero de la madre.

Sin importar el método, el objetivo final es que nazca un nuevo miembro de la especie; aun así, se nos es posible clasificar a los animales según el tipo de reproducción que estos tienen, y son principalmente 3, ovíparos, vivíparos y ovovivíparos, los cuales veremos a continuación.

Ovíparos

Comencemos por el primero, un tipo de reproducción que es ajeno a nosotros los humanos, pero del que dependen muchas especies en el mundo, la reproducción ovípara.

De forma sencilla, se puede decir que los ovíparos son aquellos animales que se reproducen a través de huevos, es decir la gestación se lleva a cabo dentro de un huevo.

El método de reproducción ovípara consiste en que el macho de la especie fecunda los huevos y la hembra se encarga de ponerlos. Lo curioso de este proceso es que se puede dar de dos maneras diferentes:

Primero la fecundación: Este es uno de los métodos más conocidos, y es cuando el macho fecunda los huevos mientras estos están dentro de la hembra y luego la hembra se encarga de poner los huevos ya fecundados. Es el método que utilizan las aves, uno de los principales ejemplos de reproducción ovípara en el mundo.

Primero se ponen los huevos: el segundo método es el que utilizan los peces y otros animales acuáticos; este consiste básicamente en que la hembra primero pone los huevos y luego el macho se encarga de rociar su esperma para poder fecundarlos.

Riesgo

Este tipo de reproducción representa cierto riesgo para las crías, y es que por lo general los huevos no cuentan con la protección que podrían tener dentro del vientre de la madre.

Por supuesto, la naturaleza es sabia, y es por esta razón que muchos animales ovíparos han desarrollado tácticas para mantener a su descendencia a salvo, desde protegerlos constantemente hasta crear complejos nidos y escondites que permitan despistar a los depredadores.

Aun así, existen casos en dónde las pérdidas pueden llegar a ser bastante altas, como es el caso de algunas especies como el caimán, cuya tasa de mortalidad prenatal es bastante alta; siendo que solo unos pocos huevos logran eclosionar.

Vivíparos

Contrario a los ovíparos, el proceso de desarrollo temprano del embrión no se da fuera sino dentro de la madre. En este caso, el desarrollo temprano de la cría ocurre dentro del útero, y es completamente dependiente de la madre.

Además de los humanos, otros ejemplos de animales vivíparos son los elefantes, los delfines, las ballenas, los caballos, las jirafas y los perros.

Cabe destacar que los procesos de gestación suelen variar bastante dependiendo de la especie; hasta el punto en que algunos animales vivíparos pueden nacer en unas pocas semanas mientras que otros pueden tomarse más de un año incluso.

Por ejemplo, el periodo de gestación de los humanos suele ser largo, durando alrededor de 9 meses para completarse.

Marsupiales

Existe un caso curioso respecto a los animales vivíparos, se trata de los marsupiales; la razón es que estos animales raros tienen la peculiar característica de que su desarrollo prácticamente se divide en dos partes.

La primera parte consiste, como con todos los vivíparos, en el desarrollo embrionario dentro del útero; sin embargo, las crías no nacen del todo desarrolladas, se puede decir que nacen prematuramente, y es justamente en ese punto en donde entran a una segunda etapa de desarrollo, la cual se lleva a cabo dentro de bolsas especializadas que tienen las hembras marsupiales que se llaman “bolsas marsupiales” y que permiten completar el proceso de desarrollo de la cría, como si de una incubadora se tratase.

Esta situación no se ve de forma natural en ninguna otra especie. Sin embargo, nosotros los humanos tenemos algo similar a una bolsa marsupial, y estas son las incubadoras; máquinas diseñadas específicamente para asistir en el desarrollo de bebés que nacen de forma muy prematura y que aún no han terminado de desarrollarse por completo.

Ovovivíparos

Se puede decir que siempre existe un punto medio, las cosas pueden ser blancas, negras o grises, y un dato curioso es que sucede lo mismo con la reproducción de los animales. No solo existen ovíparos o vivíparos, sino que existe un punto medio, una mezcla entre los dos, estos son los ovovivíparos.

El caso de estos animales es bastante curioso, y es que los ovovivíparos son animales que producen huevos que se rompen dentro de la madre antes de que nazcan las crías.

En otras palabras, las hembras de animales que entran en esta clasificación mantienen los huevos dentro de su cuerpo hasta el momento en que eclosionan y luego nacen como si se tratase de un animal vivíparo.

Entre los animales que pertenecen a este grupo se encuentran la anaconda, el sapo de Surinam, el tiburón blanco, los hipocampos y los ornitorrincos.

Tipos de animales según hábitat

Finalmente, el último método de clasificación del cual hablaremos es el de los tipos de animales según su hábitat. Cabe destacar que en el mundo existen cientos de hábitats y climas diferentes, las distintas especies de animales se adaptan y sobreviven a diferentes tipos de lugares y ambientes, sin embargo, se pueden enmarcar todos los hábitats en 3 tipos básicos, de tierra, de agua o de aire.

Es justamente en estos 3 tipos de hábitats donde se pueden encontrar todas las especies de animales, por supuesto, en el caso del hábitat de aire hay que tener ciertas consideraciones de las que ya hablaremos.

Tierra

Aquellos animales que entran en esta categoría son aquellos cuya vida diaria ocurre sobre superficies sólidas, ya sean llanuras, montañas, sabanas, selvas o cualquier otro sitio similar.

Sobre tierra encontramos algunos de los animales más famosos y más queridos, además de algunos animales raros bonitos como el yak, que forma parte de algunas culturas del mundo y que tiene la espectacular capacidad de vivir en montañas a 6000 metros sobre el nivel del mar.

Es importante aclarar que existen también algunos grupos de animales que pese a vivir principalmente sobre tierra, suelen tener cierto gusto por estar en el agua; un ejemplo de estos son el okapi, la danta y el tapir, los cuales son animales con un enorme gusto por los grandes cuerpos de agua como lagos o pantanos, además de ser excelentes nadadores.

Agua

Los animales que habitan en el agua tienen una increíble fama por muchas razones, no solo por poder encontrar vida a abismales profundidades, sino también porque la cuenta de animales marinos raros parece nunca tener fin.

Cada vez que se piensa que se ha alcanzado un límite, la naturaleza y los fondos abismales de los océanos del mundo nos regalan una muestra de extrañas formas de vida que parecen sacadas de películas de fantasía.

El agua alberga muchos animales que ni siquiera conocemos, solo hace falta ver los animales raros encontrados después del tsunami de Japón para darse cuenta de que, en las profundidades se encuentra más vida de la que se ve a simple vista.

No solo se trata de tiburones, delfines o ballenas, hay mucho más, criaturas con la habilidad de sobrevivir a temperaturas absurdamente bajas o a una presión en la que ni siquiera los más resistentes submarinos son capaces de soportar.

El miedo que muchas personas le tienen al océano no siempre es por las temibles olas o las fuertes corrientes, sino también por lo que se esconde debajo de él, no por nada, los animales más grandes del mundo no están sobre la tierra, sino debajo del mar, las ballenas y los calamares gigantes son el ejemplo más claro de ello.

Aire

Finalmente, el último hábitat destacable es el aire, lugar en dónde encontramos una gran variedad de aves e insectos que pasan su vida volando de un lugar a otro.

Hay que aclarar, que la razón por la que se considera que estos animales viven en el aire es porque prácticamente toda su actividad se lleva a cabo o está estrechamente relacionada con el aire, a excepción claro de aquellos momentos que necesitan para dormir o para descansar sus alas.

Las aves son capaces de estar mucho tiempo volando, algunas de ellas pasan la mayor parte de su vida haciéndolo, desde cazar hasta buscar parejas, todas son actividades que incluyen jornadas de vuelo.

Es tan importante el aire para su vida, que desde temprana edad aprenden a volar.

Anfibios

Ya te hemos mencionado los 3 tipos principales de animales según su hábitat, sin embargo, aún falta hacer una breve mención respecto a un grupo selecto de animales llamados anfibios.

En sí, no son un tipo aparte, sino que son la mezcla de dos de ellos, de tierra y de agua.

Los anfibios son aquellos animales que han evolucionado para poder vivir tanto en tierra como en agua. De hecho, estos animales se caracterizan por habitar en selvas húmedas, en territorios cercanos a cuerpos de agua.

Su cuerpo está adaptado para sobrevivir en agua y en tierra por igual; uno de los más grandes ejemplos de esto son los cocodrilos e incluso animales raros como el ornitorrinco.

 

 

El Manatí: todo lo que debes saber sobre este simpático animal marino

¿Aún no sabes qué es el manatí exactamente, dónde vive o cómo se reproduce? Muy atento/a, porque hoy te lo contamos todo acerca de este simpático mamífero. Los mamíferos acuáticos se caracterizan, en su mayoría, por ser grandes y sorprendentes. Uno de los ejemplos más claros son los cetáceos o ballenas, enormes animales que todo el mundo conoce [...]

Leer más

Monstruo de Gila: el curioso Lagarto que podría curar tu Diabetes tipo II

¿Has escuchado alguna vez el nombre de Monstruo de Gila? ¿Sabes al menos qué es, qué come o dónde vive? Existen muchas especies de lagartos venenosos en el mundo, tantas que sería un poco complicado contarlas todas en un solo artículo y seguro que más de una se nos pasaría. Por ello, hoy te hablaremos del Monstruo de Gila, muy conocido por su [...]

Leer más

Perrito de la Pradera: conoce a esta extraña ardilla que ladra

Si alguien te menciona el nombre “perrito de la pradera”, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? ¿Acaso es alguna especie de perro salvaje como el Dingo Australiano? Cuando hablamos de este extraño ser, no nos referimos precisamente a miembros de la familia de los cánidos, sino más bien a unos roedores muy particulares, más [...]

Leer más

🦂 La Escolopendra: el ciempiés con una picadura mortal

Entre los artrópodos encontramos algunas de las especies de animales más odiadas o temidas. Esto se debe a múltiples factores: uno de ellos es su apariencia, que incluye múltiples patas, mientras que por otro lado, también está la presencia de potentes venenos en muchas de ellas, puede causarte un terrible dolor que no querrás sentir nunca en tu [...]

Leer más

Anolis verde: características, alimentación y cómo cuidarlo

 Los camaleones son famosos a nivel mundial por una peculiar habilidad que tienen para cambiar de color y mimetizarse con su entorno. Generalmente, no son muchas las especies que son capaces de hacer esto. Incluso entre los reptiles, sin embargo, existe un tipo de lagarto en particular que es capaz de hacerlo sin ser un camaleón: el anolis verde [...]

Leer más

Tapir Malayo: todo sobre el único superviviente de una familia casi extinta

 Durante los millones de años que tiene el mundo, muchas especies han aparecido y han desaparecido constantemente de nuestro planeta. Y no son precisamente pocas las familias de animales que mantienen escasos miembros aún vivos, uno de los ejemplos más claros de esto es el tapir, o mejor dicho, los tapires. El tapir, conocido científicamente [...]

Leer más

Armadillos, animales con armadura que datan de hace millones de años

¿Qué sabes del armadillo? ¿Te gustaría tenerlo como mascota? En el mundo animal, existen un montón de criaturas con habilidades peculiares, las cuales las han ido desarrollando durante cientos y cientos de años para poder sobrevivir ante las dificultades de la vida. Es justamente por esto, que nos es posible toparnos con algunos de ellos capaces [...]

Leer más

Quokka, el animal más feliz del mundo

¿Aún no conoces al Quokka, el animal que siempre está encantado de hacerse un selfie contigo? Muchas veces tenemos malas impresiones de los animales salvajes, principalmente de aquellos que tienen un aspecto aterrador o feroz. Sin embargo, no todos los animales son así, ya que hay otros que tienen aspectos graciosos y otros cuyo rostro parece [...]

Leer más

El Suricato: conoce en profundidad a estos excavadores del desierto

Uno de los personajes más icónicos de la famosa película de Disney, El Rey León, es el pequeño Timón, un suricato exiliado de su tribu y que participa en gran parte de la película como uno de los grandes amigos de Simba. Si bien esta película nos ha encantado a más de uno, no nos enfocaremos en ella, sino en el pequeño Timón, o más específicamente [...]

Leer más

Okapi, todo lo que necesitas saber sobre este extraño animal africano

¿Aún sigues buscando por Internet acerca de qué es un Okapi? Ya hemos hablado sobre lo extraños que pueden ser algunos animales en este mundo, como por ejemplo el unicornio de mar, pero resulta que no todos los animales extraños están en el agua. En tierra también hay una porción de animales que son particularmente extraños. Y es que, ¿alguna vez [...]

Leer más